domingo, 2 de noviembre de 2014

Cómo refundir jabones (Parte II)

Bueno pues he aquí el resultado del proceso. Se quedó líquido, ni mucho ni poco al menos para mi gusto.

Sólo nos queda añadir colorante al gusto (por favor que sea de grado cosmético).



Y por último el aroma, fragancia o aceite esencial (que no el aceite de quemadores, no me canso de decirlo).


Y listos!! Un último tip: si no usas mucho el jabón, verás que a veces decanta, esto es, se separa el jabón del agua. No pasa nada, meneito al bote y a usar! Por cierto, ¡recicla botes!





¡Gracias por volverme a leer!



4 comentarios:

  1. Me ha encantado , gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por leerme, un beso!

      Eliminar
  2. Que guay, menudo truco!!!!!! Estoy haciendo un amigo invisible, te apetece participar??? nuestrascositasricas.blogspot.com. Un besote!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu invitación Saruski, pero este año ya llevo el cupo cubierto de amigas invisibles :P Me paso por tu blog, un beso!

      Eliminar